Hoy, al mirar a nuestro alrededor y contemplar la profunda crisis que tiñe casi todos los aspectos de nuestra sociedad podemos llegar a una preocupante pero verdadera conclusión. El Perú esta enfermo. Entonces, hoy más que nunca debemos acudir en su ayuda. Pero no sólo desde nuestro bastión más reconocido, la medicina, sino desde cada una de nuestras carreras. Para sanarlo, para curarlo y para devolverle la salud que este maravilloso país merece. Esa es la noble cruzada en la que hoy nos embarcamos profesores, alumnos, autoridades y personal administrativo de Cayetano. La cruzada por volver a ver a nuestro Perú sano de toda afección física y social. Unámonos hermanos heredianos. Y, desde cada una de nuestras posiciones, seamos parte de esa cura que le devolverá la salud a nuestro Perú." Cayetano es más que Cayetano